Un Comentario

  1. Manuel Haces
    14/05/2016 @ 1:34 PM

    Qué interesante artículo, me hizo recordar mi infancia cuando vendía limonadas y dulces en mi cochera. Gracias por compartir